Inglés Francés Mapa Recomendar Contacto
Buscar


Página PrincipalQuienes somos?Viviendo el Cauca Localidades Sitios Turísticos
Los cantantes de la región del Patia muestra la riqueza cultural de loa afrocolombianos
En la región del Cauca, encontramos impresionantes contrastes de colores en los atardeceres



Historia
  "Apoteosis de Popayán" 
Septiembre 20,04
   
 
 

Sinopsis del lienzo del Maestro Efrain Martinez expuesto en el Paraninfo de la Universidad del Cauca.


A la izquierda del espectador, la figura sedente, vestida de blanco, que apoya la mano en un cetro, personifica a la ciudad de Popayán. A ella concurre toda la acción del cuadro. Delante de esta figura, la personificación de la poseía, coronada tañe una lira de oro. Detrás, la primavera arroja flores sobre el desfile que llega a rendir tributo a la ciudad.

Después de la primavera, en la parte más alta, el espíritu de Don Quijote, junto al simbólico roble, vela por Popayán. Un grupo de tres aborígenes, escalonados y atónitos, representan la pre-Colombia. Las figuras de Camilo Torres y de Francisco José de Caldas, de rodillas delante de las gradas que sirven de base al pedestal de Popayán, simbolizan el sacrificio. En primer término, el grupo de prelados ilustres nativos de Popayán arzobispos Ignacio León Velasco y Manuel Antonio Arboleda, y obispos Pedro Antonio Torres y Juan Nieto Polo, representan el carácter religioso de la ciudad, expresado también en las iglesias del fondo. Al lado opuesto, lo civil está representado por la figura ecuestre de Belalcázar, que mira hacia el futuro. El grupo de madres que conducen a sus hijos alude a una de las estrofas más bellas del poema Canto a Popayán, por su poderoso significado. Sigue el grupo de la Conquista, integrado por figuras representativas de las razas – la vencedora y las vencidas- que realizaron entonces una labor titánica con ayuda de la Religión, representada por un misionero que lleva la Cruz, eje del cuadro, y que completa este grupo. Esta figura podía ser la del payanés Francisco de Figueroa, llamado “el Angel de las Misiones” decapitado por los indios cuando evangelizaba entre el Apena y el Huallaga (año de 1666).

Viene después la Colonia, representada por una pareja ataviada con los suntuosos trajes de la época. El caballero es Don Joaquín de Mosquera y Figueroa, payanés, quien llegó a ser Regente de España. La dama completa la estampa colonial con su gracia y coquetería que entonces, como ahora, son el encanto de la ciudad. El hidalgo que vista la capa española y que significa la transición entre la Colonia y la República, es Don José María Mosquera y Figueroa, hermano del anterior, denominado “el fecundo”, y a quien Bolívar llamó “el primer ciudadano de América”, y de quien dijo que si muerto su padre le fuera dado elegir uno, había escogido al ilustre payanés. Este ofrece a sus cuatro hijos: el arzobispo Manuel José (“la víctima sacra”); el Gran General Tomás Cipriano de Mosquera, cuatro veces Presidente de la República; Don Manuel María, el hábil diplomático, y Don Joaquín, también diplomático y Presidente de la Gran Colombia.

El grupo de José Hilario López y los esclavos se ciñe a los versos que en el Canto a Popayán exaltan, con plasticidad insuperable, la trascendental obra de este hijo de la ciudad, el cual, con la abolición de la esclavitud, realizó uno de los ideales de Bolívar.

Julio Arboleda “el poeta soldado”, conduce a la tímida Pubenza, protagonista de su poema épico Gonzalo de Oyón; viene detrás José María Obando, llamado el “Edipo Americano”. Entre Arboleda y Obando están los otros payaneses que ocuparon el solio presidencial: Frolián Largacha, Andrés Cerón, Euclides de Angulo y Julián Trujillo. Entre los últimos grupos figuran Carlos Albán, cuya hazaña del Lautaro le valió que el Maestro Valencia lo inmortalizara en su Canto, en símil estupend; Sergio Arboleda, José Rafael Mosquera, el Conde de Casa Valencia, poeta y prócer de la Independencia; Manuel José Castrillón, apellidado “el estoico” por su impasibilidad durante el martirio a que lo sometieron los españoles; y Francisco Antonio Ulloa, compañero de Caldas en el sacrificio.

Al fondo, en actitud de dibujar, Don Adolfo Dueñas, ilustre pintor y arquitecto, mal estimado todavía, quien dio fisonomía a la ciudad. Detrás de éste, los historiadores Jaime Arroyo, Presbítero Manuel Antonio Bueno y Gustavo Arboleda, a quienes se habrá de consultar siempre que se trate de la historia de Popayán. Terminado el desfile y al pie de la fronda de otro roble simbólico (el árbol nuestro), Rafael Maya, consagrado hace mucho tiempo en el exterior y en nuestro país como uno de los poetas más recios y mejor preparados de América; José Asunción Silva y Rafael Pombo, de ancestro payanés, quienes figuran en este cuadro como una alusión a esa vena poética y a ese sentimiento del paisaje que son la característica de los hijos de Popayán, y que persisten aún después de varias generaciones y en ambientes completamente diferentes al nuestro. La última figura es la de Don Toribio Maya, el santo, de cuyas virtudes excepcionales todos tenemos muy fresco el recuerdo.

En el extremo derecho, en primer término, de pies, sobre la piedra angular de un edificio de líneas de reminiscencia clásica, está la figura del Maestro Valencia, en actitud contemplativa, mirando el lento desfile evocado por la fuerza y grandeza de su inspiración.

Sirve de fondo a esta composición la Ciudad Solitaria, “nostálgico pozo de olvido”. Más lejos, las colinas culminan en el Puracé, bañado en luz crepuscular. Sobre la ciudad se cierne la tempestad, personificada en la espectral figura de mujer que cruza encendida el espacio, portando la radial ofrenda. El cielo presenta este contraste caprichoso y frecuente de nuestro fenómeno atmosférico: tempestad y cielo azul, simultáneamente…."
 
   

Regresar

Recomendar  
Imprimir  
Comentar  


Página PrincipalQuienes somos?Viviendo el Cauca Localidades Sitios Turísticos
Copyright © Universidad del Cauca
LATIN - Laboratorio de Tecnologías de Información
Grupo de Investigación en Ing. Telemática
Grupo de Investigación en Desarrollo Turístico
Carrera 2 No. 1-25, Urbanización Caldas
(+57 2) 82 4115 -823 1730
Popayán, Cauca, Colombia
tampu@unicauca.edu.co